Compartir
Trabajo que detona círculos virtuosos   

Trabajo que detona círculos virtuosos   

Por David Parra 

 A Claudia Pavlovich la empecé a tratar hacia finales de los noventas. Una bonita muchacha que resaltaba por su vitalidad y simpatía, accesible, cándida, de trato franco y sencillo que rompía con el estereotipo de chica “popi” (así se les decía a las personas acomodadas entonces) por su distintiva manera alivianada de relacionarse con los demás, sin mediar su condición social e incluso de género, que por aquella época aún tenía sus qué sé yo para las mujeres en nuestra sociedad.

A Claudia ya la veíamos en las colonias haciendo labor social, conectado con la gente y sus necesidades, liderando a su equipo político, tal como la Doctora Arellano, su madre, le enseñara como mujer de vanguardia en la política, quien fuera Alcaldesa de Hermosillo, la primera en su historia, después de haberlo sido en su natal Magdalena y antes de todo eso Senadora de la República.

“La Claudia”, como aún se le conoce en las colonias de la capital sonorense, trabajó de manera consistente y dedicada su perfil y recorrió la ruta completa sudando la playera, haciendo para construir hasta convertirse en la mujer que por primera vez- al igual que Doña Alicia en su momento y en sus ámbitos-, gobierna nuestra entidad, desde hace ya cuatro años.

Nuestra Gobernadora ha hecho su tarea contra viento y marea hasta hoy bajo condiciones financieras muy poco favorables y por estos días le rinde cuentas de su cuarto año de trabajo a los sonorenses buscando dejar muy en claro y sin quejas que para los resultados actuales ha tenido que tomar decisiones y acciones para enfrentar las adversidades sin sacrificar el bienestar general de los sonorenses.

Hecha y derecha a base de hacer y rehacer, la mujer más poderosa de México nos acompañó la tarde de ayer en nuestra flamante mesa de Applebee’s, nueva sede de Libre opinión, para compartirnos sus logros, proyectos y sueños por perseguir durante los dos años por venir antes de cerrar este trascendental capítulo en su vida como líder de los sonorenses.

Con el slogan “trabajo llama trabajo” que va en el sentido de generar círculos virtuosos con esa actitud de compromiso y dedicación implícitos en el concepto de trabajar con propósito, nuestra siempre guapa mandataria hizo un rápido recorrido de los aspectos que para ella tienen mayor significado e impacto en la dinámica vida de nuestro estado destacando en primerísimo lugar los logros en educación y la inversión que les acompaña para ocupar hoy por hoy los primeros lugares nacionales en aprovechamiento escolar y evaluación de nuestros profesores.

Para la Gobernadora ha sido determinante tanto el mantenimiento de la infraestructura instalada como la obra de nueva creación, así como el equipamiento de las escuelas que incluso contemplan en el caso de las áreas de difícil acceso una importante inversión en autobuses que en su primera etapa consta de 40 unidades más otras tantas que estarían por adquirirse para brindarle a los alumnos que viven a distancias considerables de sus escuelas, el medio para poder trasladarse digna y oportunamente.

Vinculado a esto, la mandataria comparte que para su gobierno es determinante fomentar la iniciativa emprendedora, por lo que por medio de un ambicioso programa de becas, actualmente estudia en universidades de todo el mundo un buen número de sonorenses becados por su talento y capacidades, apostándole al futuro productivo de la entidad.

Habló acerca de la recuperación y mantenimiento de la infraestructura carretera estatal que actualmente se mantiene en optimas condiciones por el orden del 70%, cuando al recibirlas afirma estaban al 30% de funcionalidad.

En el tema de salud refiere que con un 98% de la red de 130 clínicas y hospitales certificados bajo rigurosa evaluación por la subsecretaría federal de salud, ahora le permitirá acceder al 98% de los recursos del seguro popular sin mayor trámite, ante lo cual se dice contenta por que el compromiso con la gente es brindarle la mejor atención posible con el mejor trato y calidez que debe caracterizar a un servicio vital como este.

También compartió con patente orgullo el avance del 68% de la obra del hospital de especialidades que actualmente se construye en esta capital que contará con un estacionamiento vertical para cumplir con las exigencias de los vecinos que en su momento expresaron sus preocupaciones por el impacto que esta institución tendría en vialidad y movilidad, para lo cual gestiona junto con lo relativo al equipamiento 78 MDP que deben aplicarse de manera oportuna.

Respecto de las aplicaciones para infraestructura en general y mantenimiento, nos compartió que las aplicaciones presupuestales acumuladas suman alrededor de los 17 MMDP, mencionando una serie de proyectos concluidos que, como el hospital de Magdalena, el trébol del paseo del río y la remodelación de la casa de la cultura, el CUM, la rehabilitación del delfinario, el parque popular infantil, entre muchas otras acciones que mejoran la calidad de vida de la población.

Esto por citar parte de lo ahí expuesto por la Gobernadora en cuanto a lo logrado.

Cabe hacer mención que, como apuntábamos al inicio de este reporte, las condiciones bajo las cuales esta administración ha transitado su ruta crítica, esperábamos en lo personal fuesen mejores que lo que hemos apreciado durante la gestión de Claudia. Tuvimos la falsa expectativa que la federación con su espectacular llegada a la gubernatura en 2015, le brindara un especial apoyo para apuntalar y promover la marca, lo cual no ocurrió así. Con la salida del partido de la Gobernadora de la Presidencia, si bien no hemos visto más que buenos tratos hacia nuestra mandataria por parte del Presidente López Obrador, la política económica de austeridad y centralización de los recursos, hasta ahora no le ha brindado un mayor desahogo a las presiones estatales e incluso municipales donde por cierto, la 4T tiene presencia significativa en la entidad.

Hay quienes con rigurosidad técnica y datos duros evalúan la gestión de Claudia Pavlovich como mediocre, desestimando estas particularidades, lo cual en mi percepción soslaya los matices que los números fríos no transmiten y que, de alguna manera, las razones políticas alcanzan a explicar. Me quedo en esto, sin desestimar el buen trabajo de investigación implícito en esas mediciones, con la idea de que liderazgo no falta, recursos si.

En ese otro sentido, respecto del liderazgo actual de la Gobernadora Pavlovich, luego de algunos años de encuentros esporádicos en los que no alcanzaba para más que brindarle alguna frase galantemente halagadora, constaté con gusto que ha crecido, madurado y consolidado su potencial, aquel que de chamaca le vimos en sus primeros pasos en la política, y eso transmite confianza y empatía, una de sus mejores cualidades como persona a mi juicio. Le acompañaban el Pano Salido, Ivonne Andrade, no sé su nombre, pero otro miembro del equipo al que se refería la Gobernadora como “el chino” y una muchachita que no conozco, respecto de lo cual le comentaba a Ivonne, me llamó la atención la manera tan relax y camareada con la que les vimos interactuar entre ellos, incluida la gober y con nosotros, es decir; normalmente hay tensión y servilismo en el ambiente cuando de líderes, mandatarios o dirigentes hablamos y en este caso, todo lo contrario.

Cierro mi comentario de hoy sosteniendo que la perfección no existe en ninguna parte; la buenas y las malas cuentas si.

Me parece que Claudia le rinde buenas cuentas a los sonorenses a pesar de los obstáculos y limitaciones que por estos tiempos, federación, estados y municipios padecen, más aún cuando la centralización de los recursos y las decisiones ponen a revisión el pacto federal ya en algunos ámbitos de la vida nacional, tema del que hablaremos en una próxima entrega.

@dparra.m01

Dejar un Comentario