11 diciembre, 2023

De Última Hora

Tina Turner: muere la leyenda del rock a los 83 años

Publicado por: La nota central
24 mayo, 2023

La cantante de rock y soul Tina Turner murió a los 83 años. De origen humilde, Turner superó un matrimonio abusivo y se convertirtió en una de las artistas femeninas más populares de todos los tiempos.

«Es con gran tristeza que anunciamos el fallecimiento de Tina Turner. Con su música y su pasión ilimitada por la vida, cautivó a millones de fanáticos en todo el mundo e inspiró a las estrellas del mañana. Hoy despedimos a una querida amiga que nos deja su trabajo más grande: su música. Nuestra más sincera compasión para con su familia. Tina, te extrañaremos mucho», decía el comunicado publicado en su cuenta verificada de Facebook.

Artista fascinante en vivo, Turner tuvo una serie de éxitos de R&B en la década de 1960 y principios de 1970 junto a su dominante y violento esposo Ike Turner antes de que ella lo abandonara, huyendo de su habitación de hotel en Dallas con 36 centavos.

Su carrera en solitario se tambaleó durante años antes de lograr una sorprendente reaparición en 1984 con su álbum multiplatino «Private Dancer» y su éxito número 1, «What’s Love Got to Do With It».

En poco tiempo, Turner se convirtió en una superestrella mundial, liderando MTV con sus llamativas pelucas, sus faldas cortas y sus famosamente largas piernas paseando por los escenarios de conciertos con tacones de punta.

Su talento le valió el reconocimiento mundial como la «Reina del Rock ‘n’ Roll», mientras que su resistencia la convirtió en una heroína para las mujeres maltratadas en todas partes. Cuando cantaba sobre el dolor y la angustia con su voz ronca cada palabra sonaba verdadera.

“Durante mucho tiempo sentí que estaba atrapada, sin salida de la situación insalubre en la que me encontraba”, dijo a Harvard Business Review en 2021. “Pero luego tuve una serie de encuentros con diferentes personas que me alentaron… Y una vez que pude verme claramente, comencé a cambiar, abriendo el camino a la confianza y el coraje. Me tomó algunos años, pero finalmente pude defender mi vida y comenzar de nuevo”.

‘Él sabía que yo tenía potencial para ser una estrella’

Nació bajo el nombre de Anna Mae Bullock en 1939, en una familia de aparceros pobres cerca de Nutbush, Tennessee, una comunidad rural al norte de Memphis que luego hizo famosa en su canción autobiográfica, «Nutbush City Limits». Vivió sus primeros años con su abuela, después de que sus padres se separaron.

“No estábamos en la pobreza. Teníamos comida en la mesa. Simplemente no teníamos cosas lujosas, como bicicletas”, dijo Turner en una entrevista de 2005 con Oprah Winfrey.

“Éramos gente de la iglesia, así que en Pascua nos arreglamos. Yo era muy inocente y no sabía mucho más. Conocía la radio —B.B. King, country y western—”, dijo Turner. «Pero eso es todo. No sabía nada sobre ser una estrella hasta que los blancos nos permitieron bajar y ver su televisión una vez a la semana”.

Tras la muerte de su abuela en la década de 1950, Turner y su hermana Ruby se mudaron a St. Louis, Missouri, para vivir con su madre.

Fue en St. Louis donde comenzó a visitar algunos de los clubes locales y conoció al músico Ike Turner, cuya banda, Kings of Rhythm, era popular en la zona. Él la reclutó a los 17 años para que se uniera a su banda como cantante.

“Ike tuvo que venir a la casa y preguntarle a ‘Ma’ si estaba bien que yo cantara con él. Sabía que tenía l potencial para ser una estrella. Éramos cercanos, como hermano y hermana”, le dijo Turner a Winfrey. “En sus noches libres, conducíamos por la ciudad y él me contaba sobre su vida, sus sueños. Me dijo que cuando era joven, la gente lo encontraba poco atractivo. Eso realmente lo lastimó. Me sentí mal por él. Pensé: ‘Nunca te lastimaré, Ike’. Y lo decía en serio. Fue muy amable conmigo entonces, pero también llegué a ver el otro lado de él”.

Comenzó a actuar como Tina Turner y, en 1960, formaron Ike & Tina Turner Revue. Su relación evolucionó y su hijo Ronnie nació ese mismo año. Se casaron en 1962 y criaron a cuatro hijos, incluidos dos hijos de relaciones anteriores de Ike y el hijo de Tina, Craig, también de una relación anterior.

Una unión brutal

Como afirmó Turner en su autobiografía y en varias entrevistas, los abusos físicos comenzaron casi al comienzo de la relación.

Ike Turner se enfurecía a la menor provocación, dijo, y agregó que la golpeaba con cualquier cosa disponible: perchas, teléfonos, una caja de zapatos de madera, sus puños. A menudo, dijo, incluso la golpeaba antes de subir al escenario.

“Me golpeaba en las costillas y luego siempre intentaba dejarme un ojo morado. Quería que se viera su abuso. Esa era la parte vergonzosa”, le dijo Turner a Winfrey.

Tina cantó la mayoría de sus canciones con la ayuda de coristas femeninas, mientras que su esposo permaneció en un segundo plano, generalmente con la guitarra. Su asociación musical produjo una serie de éxitos de R&B, incluidos «A Fool In Love», «Nutbush City Limits» y «Proud Mary», su versión de 1971 de una canción de Creedence Clearwater Revival, que alcanzó el número 4 en las listas de éxitos y ganó un Grammy.

Pero fuera del escenario, su matrimonio siguió siendo tumultuoso, alimentado en parte por la adicción a la cocaína de Ike Turner.

“Otra noche tuvimos una pelea en el camerino, y cuando subí al escenario, mi cara estaba hinchada”, le dijo a Winfrey. “Creo que me rompí la nariz porque la sangre me chorreaba por la boca cuando cantaba. Antes, había podido esconderme debajo del maquillaje. Pero no puedes ocultar la hinchazón”.

Tina estuvo junto a Ike Turner durante más de una década, aterrorizada por su temperamento pero decidida a no abandonarlo como lo habían hecho otros.

Hasta que las cosas llegaron a un punto crítico en julio de 1976 cuando volaron a Dallas para un espectáculo. Turner escribió en su libro que después del vuelo en avión, su esposo comenzó a golpearla en un automóvil camino al hotel. Mientras él dormía, ella salió de su habitación con solo una tarjeta de crédito de Mobil y 36 centavos.

Huyó a través de una carretera concurrida a un motel, donde un recepcionista compasivo vio su rostro ensangrentado y le dio una habitación. Luego llamó a un abogado que conocía, quien arregló que un amigo la recogiera y la subiera a un avión de regreso a Los Ángeles.

“Después de que mi avión aterrizó en California, mi corazón estaba aterrado. Tenía miedo de que Ike estuviera allí porque otra vez que había huído, me localizó en un autobús…”, le dijo a Oprah. “Entonces, cuando bajé de ese avión, corrí como un loca. Me dije a mí misma: ‘Si él está aquí, voy a llamar a la policía a los gritos. Y tenía una frase en mi cabeza: ‘Moriré antes de regresar’”.

Su ascenso a la fama internacional

Para entonces, un amigo le había presentado a Turner el budismo y su práctica de cantar, a lo que ella atribuye la fuerza para dejar a su esposo. Criada como bautista, Turner abrazó el budismo a la mediana edad y dijo que sus enseñanzas cambiaron su vida.

Tina e Ike se divorciaron formalmente en 1978 después de una larga batalla legal. Ella escribió en su libro que él retuvo la mayor parte de las ganancias y los bienes que habían ganado como pareja, mientras ella cuidaba a sus cuatro hijos. El divorcio casi la arruinó financieramente, y durante los siguientes años Turner actuó en especiales de televisión y en Las Vegas mientras luchaba por reconstruir su carrera.

Su regreso cobró impulso después de que contrató al manager australiano Roger Davies en 1979. Rod Stewart la invitó a interpretar «Hot Legs» con él en «Saturday Night Live» dos años después y, en 1983, su versión de «Let’s Stay Together» de Al Green se convirtió en un éxito en Inglaterra.

Luego vino «Private Dancer», que generó tres éxitos en el Top 10, ganó sus tres premios Grammy y finalmente vendió más de 10 millones de copias. Aunque al principio no le gustó la canción y tuvo que convencerla para que la grabara, «What’s Love Got to Do With It» la convirtió, a los 44 años, en la artista femenina de mayor edad en lograr un éxito número uno.

En 1985, en el apogeo de su carrera, Tina participó en el sencillo benéfico «We Are the World», actuó con Mick Jagger en los históricos conciertos Live Aid y coprotagonizó la película postapocalíptica de Mel Gibson «Mad Max. Beyond Thunderdome», logrando otro éxito con “We Don’t Need Another Hero”, una canción de la película.

Al año siguiente, Turner relató los inicios de su carrera y su matrimonio abusivo en un libro de memorias de gran éxito de ventas, «I, Tina» («Yo, Tina»), que fue adaptado a una exitosa película de 1993, llamada «What’s Love Got To Do With It» y protagonizada por Angela Bassett.

Los exitosos álbumes, sencillos y conciertos con entradas agotadas continuaron a finales de los 80 y 90, y Turner siguió dando un impresionante espectáculo en vivo hasta bien entrado el nuevo milenio, especialmente en Inglaterra.

Turner se mudó a Suiza en la década de 1990 con su novio alemán Erwin Bach, un ejecutivo de su compañía discográfica. Tenía 16 años menos. La pareja se casó en 2013 después de una relación romántica de 27 años y en 2022 compró una propiedad de 76 millones de dólares sobre el lago de Zúrich.

“Pago impuestos aquí (en EE.UU.). Mi familia está aquí”, le dijo a Larry King de CNN en 1997. “Dejé Estados Unidos porque mi (mayor) éxito estaba en otro país y mi novio estaba en otro país. Europa ha sido un gran apoyo para mi música”.

Ike y Tina Turner fueron incluidos en el Salón de la Fama del Rock and Roll en 1991 y ella fue incluida como solista en 2021. «Tina», un musical basado en la historia de su vida, se estrenó en Broadway en 2018.

A Turner le precedieron en la muerte sus dos hijos, Craig, quien murió en 2018, y Ronnie, en 2022.

“Algunos de los momentos más felices de mi vida fueron el nacimiento de mis hermosos bebés, Craig y Ronnie, y el matrimonio con mi pareja y alma gemela, Erwin Bach”, dijo al programa Today Show de NBC en 2021.

Profesionalmente, dijo, sus momentos más felices fueron las presentaciones en vivo.

“Uno de los primeros objetivos de mi carrera era convertirme en la primera mujer negra en llenar estadios en todo el mundo”, dijo a NBC. “En ese momento, parecía imposible. Pero nunca me rendí, y estoy muy feliz de haber hecho realidad ese sueño.

Fuente: cnnespanol.cnn.com

Artículos Relacionados

Compártelo