Compartir
¿Tienes la presión arterial alta? Beneficios de introducir el yogur en tu dieta

¿Tienes la presión arterial alta? Beneficios de introducir el yogur en tu dieta

#Salud El yogur es un elemento omnipresente en muchos hogares. Se entiende por yogur el producto de leche coagulada obtenida por fermentación láctica, a partir de leche pasterizada, total o parcialmente desnatada pasterizada, entre otros muchos tipos.

En general, la composición nutricional del yogur es muy similar a la de la leche, de la cual procede. Sin embargo, existe una diferencia en cuanto a la presencia de lactosa, porque este azúcar está presente en el yogur en cantidades mínimas. Según la Federación Española de la Nutrición (FEN), esto supone un factor importante para la población que padece intolerancia a la lactosa, porque gracias al bajo contenido de ésta en los yogures, suelen tolerar perfectamente el consumo de estos productos.

Otro punto a favor para este alimento: el consumo de un yogur aporta el 18 % y 30 % respectivamente de las ingestas recomendadas de calcio y fósforo para el grupo de población considerado.

Beneficioso para la presión arterial en mayores

Además de su valor nutricional, ahora sabemos que el consumo de yogur puede ayudar a reducir la presión arterial en adultos mayores con niveles elevados, según un nuevo estudio dirigido por un equipo internacional, que incluye a investigadores de la Universidad de Maine.

El estudio, publicado en el Revista láctea internacional, supone un nuevo hallazgo en el Estudio Longitudinal Maine-Syracuse (MSLS).

Los investigadores partieron de la premisa de que las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte y la hipertensión arterial es un factor de riesgo principal de las mismas. En este sentido, la dieta siempre ha servido como instrumento para reducir los niveles de presión arterial.

A partir de 60 años

El equipo de MSLS examinó la relación entre el consumo de yogur y la presión arterial entre los adultos mayores con y sin presión arterial alta. Los investigadores analizaron datos transversales de 915 adultos, con una edad media de 62 años. Aproximadamente el 62 % de la muestra tenía presión arterial alta definida como 140/90 mmHg.

Los análisis estadísticos revelaron reducciones modestas pero estadísticamente significativas en la presión arterial sistólica entre las personas con presión arterial alta que consumían yogur. En cambio, no hubo mejoría asociada con la ingesta de yogur en personas con presión arterial normal.

Los hallazgos fueron antes y después de ajustar por la confusión de muchas otras variables que se sabe que influyen en la presión arterial, como la edad, el sexo, la educación, la diabetes, el índice de masa corporal, el colesterol, los niveles de azúcar en sangre, el ejercicio y otras variables dietéticas.

Consumo de productos lácteos

Ya en trabajos anteriores de los investigadores del MSLS, se había apuntado una asociación positiva entre la dieta mediterránea y una mejor función cognitiva, y entre otros productos lácteos y la disminución de la presión arterial en personas sin antecedentes de accidente cerebrovascular y enfermedad renal.

Fuente: www.mundodeportivo.com

Deja un comentario