Compartir
¿Será una batalla permanente? 

¿Será una batalla permanente? 

Por Soledad Durazo

Le confieso que no han sido pocas las veces que me he cuestionado si la lucha de genero será algo permanente.

No ignoro que el reconocimiento que la mujer se ha ganado, el avance que la sociedad ha demostrado en ese sentido, sin duda es importante, pero por lo mismo me niego a perder la capacidad de asombro cuando veo las cifras que demuestran que el genero femenino sigue estando en desventaja por una cuestión de género, no de capacidad porque creo que ahí sí no hay forma de regatear el potencial que al igual que los masculinos, exhiben las femeninas.

Simplemente para contextualizar: de acuerdo con cifras de INEGI en más de 9 millones de hogares en México la mujer es jefa de familia.

El 83% de las mujeres que trabajan en nuestro país, lo hacen en el sector informal con todas las desventajas que significa ubicarse en ese status pensando básicamente en las prestaciones que la seguridad social aporta; la brecha salarial en nuestro país es la peor de América Latina.

¿Será pues una batalla permanente? ¿Qué se necesita para eliminar esa brecha?

Ahora pasemos a otro tema que refleja otro ángulo.

De 2015 a la fecha se lleva en nuestro país la estadística de género en materia de violencia.

Pues bien, de enero a marzo, el primer trimestre de este año y en plena era del COVID19, 964 mujeres fueron asesinadas en México, de ese total 244 casos han sido clasificados como feminicidio y 720 son homicidios dolosos…

Pero además parte de la violencia intrafamiliar se refleja en las 15 mil 292 denuncias por lesiones dolosas contra la mujer que se registraron de enero a marzo del año en curso.

Son cifras que dan una idea de la situación de desventaja en la que se encuentran muchas mujeres porque los casos denunciados no necesariamente son todos los existentes.

La actual pandemia ha llevado a muchas familias al confinamiento con todo lo que ello implica: la situación económica, la incertidumbre en el futuro, el hacinamiento, la falta de servicios muchas veces, también en algunos casos el incremento en la ingesta de alcohol y estupefacientes, el tener todo el día a los niños en casa o no contar con los medios para que sigan las clases en línea, son algunas circunstancias que para muchas familias agravan la realidad…

En fin pues son, datos que demuestran que la mujer sigue en desventaja frente al hombre, pero siempre, siempre habrá oportunidad de impulsar acciones, orientar comportamientos y sobre todo combatir la ignorancia que lleva a unos asumirse superiores y a otras aceptar tratos y tolerar abusos que desgraciadamente todavía son considerados como parte de la normalidad. 

Ojalá sigamos coincidiendo en www.SoledadDurazo.com @SoledadDurazo 

FB/SoledadDurazo IG: soledaddurazo  YT: SoledadDurazo

www.soledaddurazo.com

@SoledadDurazo
RespuestaResponder a todosReenviarEditar como nuevo

Dejar un Comentario