Compartir
Qué pena con las visitas…

Qué pena con las visitas…

Por Arturo Soto Munguia

Más allá de la sorpresa o el humor involuntario, el llamado que hicieron los dirigentes de los comerciantes organizados en Ciudad Obregón es la aceptación explícita, resignada, triste de la deriva en la que se encuentra la sociedad frente al accionar de los criminales y la inacción de las autoridades.

La sonrisa amarga con la que Ivonne Llamas, presidenta de Canaco-Cajeme pide, casi suplica a los criminales que han puesto a Obregón en el cuarto lugar mundial entre las ciudades más peligrosas del mundo, que se tomen unas vacaciones por lo menos de diez días, es el gesto de la claudicación, el miedo, la impotencia, el desamparo.

Cajeme, junto con Hermosillo serán sedes del campeonato mundial de beisbol Sub 23, a partir del próximo jueves y hasta el 3 de octubre. A estas ciudades ya comenzaron a llegar las delegaciones participantes: Alemania, República Checa, Cuba, Panamá, República Dominicana, China, así como de otras entidades de nuestro país.

Los jóvenes desde luego vienen acompañados de entrenadores, personal de apoyo y familiares, lo que sin duda representa una oportunidad para reactivar un poco la alicaída economía del comercio y los servicios locales, y para mostrar los atractivos turísticos de la región que, ciertamente no son muchos, pero los hay.

Lo que no hay es tiempo para esconder la basura bajo la alfombra: una ciudad destrozada en sus vialidades y en la que se respira el miedo. El año pasado cerró con cerca de 400 asesinatos violentos y en lo que va del año la cifra se acerca a 200. Nada más en este mes de septiembre se han registrado unos 30 homicidios dolosos. Por lo menos una persona es asesinada en Obregón diariamente, en promedio.

No hay autoridad municipal, estatal o federal, juntas o por separado, que regresen la paz a este municipio. Esa es la triste realidad.

Por estos días, los visitantes internacionales convocados por este torneo deportivo se enterarán, inevitablemente del tema de los indígenas yaquis desaparecidos y presuntamente localizados a unos kilómetros del lugar donde se disputarán los partidos. Presuntamente digo, porque hasta el momento la Fiscalía estatal no ha confirmado el hallazgo de los cuerpos y solo han menudeado versiones extraoficiales. Una de ellas habla de once cuerpos alineados en el suelo cual si hubiesen sido fusilados.

Por eso salen los dirigentes empresariales a apelar no a la justicia y las instituciones, sino a los propios criminales. A pedirles que se tomen un descanso, que al menos durante los diez días que dura el torneo, cesen las hostilidades, dejen de asesinarse unos a otros en las calles de la ciudad. Que suspendan por un tiempo sus ajustes de cuenta.

Ya que se vayan los turistas, pueden volver a jalar de los gatillos. Veamos si los malandros atienden la solicitud de los comerciantes y se calman un poco en estos días.

Qué pena con las visitas.

II

Bien bajado el balón por el gobernador Alfonso Durazo, que salió de sus oficinas en Palacio para atender personalmente y en la banqueta a manifestantes que llegaron en marcha para exigir solución a sus demandas.

Eran los integrantes del Sindicato Democrático Independiente de Trabajadores al Servicio del Estado, liderados por Francisco Mitre que entre otras cosas fueron a plantearle el tema de cinco empleados despedidos en San Luis Río Colorado.

No eran, ciertamente, los más belicosos de la comarca. Antes bien, llegaron coreando el apellido del gobernador mientras Mitre, a bordo de un pequeño pickup equipado con altavoz pedía a gritos que los dejaran ser parte de la cuarta transformación y aseguraba que el gobernador es un hombre sensible, honesto, comprometido y que sabría atenderlos.

Los malpensados dirán que se trató de un pleito arreglado, pero no creemos que el combativo dirigente sindical se preste a esas machincuepas para el lucimiento mediático, mucho menos el secretario de Gobierno, Álvaro Bracamontes que desde la puerta principal de Palacio observaba atentamente el diálogo de su jefe con los manifestantes. Tampoco el secretario particular, Francisco Vázquez, que simplemente no tendría tiempo para andar organizando cosas así, pues el gobernador lo trae bien cortito y al menos en una ocasión lo llamó para encargarle gestiones de los manifestantes.

El hecho de que al término del encuentro el gobernador haya entrado a Palacio explicando ante una cámara de video la política de puertas abiertas de su gobierno, y que luego el propio gobernador haya subido a su cuenta de tuiter ese videono es, de ninguna manera la capitalización de un montaje, sino la apertura informativa y la vocación del primer mandatario para explicar puntualmente los nuevos tiempos de diálogo franco y abierto que se viven en Sonora. Obvio.

De hecho, por la noche se instaló una mesa para tratar el tema de los despedidos en SLRC, encabezada por el propio Durazo y en la que estuvieron presentes no solo la secretaria del Trabajo, Olga Armida Grijalva y el de Gobierno, Álvaro Bracamontes, sino hasta la de Sagarhpa, el titular de la CEA y por supuesto los representantes de trabajadores afectados.

Además, el baño de pueblo le sirvió para atender, también en la banqueta a un señor en silla de ruedas que le solicitó apoyo, a una señora que le planteó un problema con un hijo que perdió el trabajo y hasta al activista César del Pardo, a quien pidió le llevara un planteamiento concreto sobre varias demandas que trae en su agenda. Y le pidió también dejar las grillas en otro lado.

No cabe duda que en Sonora se viven otros tiempos y se respiran otros aires. No como antes, cuando los gobernadores se encerraban a piedra y lodo, mandaban a sus segundos o terceros a dialogar, o si salían ellos mismos, era porque el escenario estaba completamente controlado por sus elementos de seguridad y/o manifestantes que además de las gestiones, iban a pedirle una selfie.

Espera…

También me puedes seguir en Twitter @Chaposoto

 Visita www.elzancudo.com.mx

Deja un comentario