Compartir
Qué pena con la doctora Beatriz

Qué pena con la doctora Beatriz

Por Arturo Soto Munguia

No se le puede regatear mérito, ni un ápice de mérito al programa que vino a poner en marcha la doctora Beatriz Gutiérrez Müller en Sonora: la promoción de la lectura a través de la distribución gratuita de libros como vehículos del conocimiento, la recreación, la cultura; viaje por el tiempo y el espacio para abrevar de la palabra escrita.

Pero sobre todo, el libro como instrumento de paz.

La doctora Beatriz Gutiérrez Müller fue enfática en su discurso al arrancar el programa ‘Fandango por la lectura”, un evento en el que estuvo acompañada por el gobernador del estado, Alfonso Durazo Montaño, el alcalde de Cajeme y varios invitados especiales entre los que destacó la galardonada actriz Yalitza Aparicio.

“Queremos entregárselos (los libros) también a los que no están aquí, sino cuadras más allá, quizás a la izquierda, atrás, que hacen travesuras y dañan a la gente y la perturban y le quitan su paz y su tranquilidad, sus objetos y sus pertenencias y sus familiares”, dijo la presidenta del Consejo Honorario Memoria Histórica y Cultural de México.

Sublime.

Pero el destino suele jugar rudo. En el corazón del Valle del Yaqui, en Ciudad Obregón que ha sido considerada la cuarta ciudad más peligrosa del mundo y casi al mismo tiempo que la esposa del presidente de la República daba su discurso, a unas cuadras de allí, no sé si a la izquierda o atrás, un hombre caía abatido por las balas. Quedó tirado junto a la bicicleta en que viajaba.

Poco antes, las autoridades habían descubierto el cuerpo inerte de otro hombre, flotando en las aguas de un canal. Otros dos fueron acribillados y muertos en la Ampliación Alameda y Las Brisas, respectivamente.

Más tarde, una mujer y su hijo fueron asesinados a tiros en su propia casa en la colonia Leandro Valle.

Como broma siniestra y cruel del destino, este doble asesinato se registró, según el parte policiaco, exactamente en las calles Octavio Paz y Sor Juana Inés de la Cruz.

Cinco asesinatos violentos en un solo día. En el día que estuvo en Obregón la esposa del presidente. En el día que encabezó un acto de promoción de la lectura como vehículo de la paz. En el día que una señora y su hijo quedaban tendidos en su casa, acribillados a balazos, en las calles Octavio Paz y Sor Juana Inés de la Cruz.

Por la noche, dos hombres más fueron ejecutados en sendos tiroteos registrados en Guaymas, donde hace un par de semanas un grupo de sicarios llegó hasta palacio municipal y abrió fuego buscando alcanzar al comisario de Seguridad y a la alcaldesa del puerto, pero acertando sus disparos en la humanidad de una joven feminista de 18 años que se manifestaba en contra de la violencia contra la mujer, durante el día internacional alusivo a esa causa.

Si alguna prueba faltaba para acreditar la libertad y la impunidad con que el crimen organizado opera en Sonora, este martes negro superó los límites. En la ciudad sede de un evento eminentemente pacifista encabezado por la esposa del presidente, el gobernador del estado y con el natural fuerte dispositivo de seguridad protegiéndolos, cinco asesinatos violentos les robaron la agenda.

Mientras sonaba la metralla en Cajeme, la secretaria de Seguridad María Dolores del Río presumía en su cuenta de Twitter una visita “al Cereso Feminil (sic) para apoyar a las mujeres privadas de su libertad con artículos de higiene personal, cobijas y calzado”.

Loable acción sin duda, sobre todo en esta época prenavideña. Pero por alguna razón, la gente comienza a sospechar que algo no está funcionando bien en materia de seguridad pública en Sonora.

Ignoro si la normalización de la violencia en esta región provoque que el despistado lector, la normalizadora lectora ya se enteren de las balaceras con naturalidad y desgano y ni siquiera tomen nota de ello. Pero los militares de alto rango que acompañaban a la esposa del presidente seguramente sí tomaron nota y alguna tarjetita le habrán de pasar a su comandante supremo.

II

El de ayer no fue un día de buenas noticias para el inquilino de Palacio Nacional.

Un ministro de la Corte concedió la suspensión solicitada por el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) para que, de manera inmediata deje de surtir efectos el acuerdo con el que fueron clasificados como de seguridad nacional los proyectos prioritarios del gobierno federal.

“La medida suspensional concedida surtirá efectos de inmediato y sin necesidad de otorgar garantía alguna, sin perjuicio de que pueda modificarse o revocarse derivado de algún hecho superveniente”.

El ministro ponente, Juan Luis González Alcántara Carrancá, negó la suspensión solicitada por el INAI con la que buscaba evitar que el gobierno federal realice mediante adjudicación directa obras y proyectos asociados a diversos sectores como comunicaciones, turístico, energético, aeroportuario o vías férreas.

El acuerdo del presidente López Obrador, publicado el pasado 22 de noviembre en el Diario Oficial de la Federación (DOF), instruye a la Administración Pública Federal reservar los proyectos y obras del Gobierno de México al considerarlos como temas de seguridad nacional, por lo que, de igual modo, las adjudicaciones de este tipo de obras serían de manera directa.

La mañanera de hoy va a sacar chispas.

III

A inicios de septiembre, cuando aún no asumía la presidencia del Poder Legislativo, pero ya se sabía que la designación recaería sobre sus hombros, Jacobo Mendoza nos adelantó que su principal tarea sería la de imprimirle una nueva dinámica al Congreso del Estado. Acabar con la parálisis legislativa y dinamizar el quehacer parlamentario.

Lo está cumpliendo y hasta se está pasando de lanza, arriesgándose a que algún prenavideño diputado, alguna legisladora con agenda de posadas en ciernes le reclamen.

Ayer presentó un decreto que fue aprobado por unanimidad para que el primer periodo ordinario de sesiones que debería culminar hoy, se prorrogue por el tiempo que sea necesario para desahogar temas pendientes que sean considerados de urgencia y suma importancia.

Por lo pronto el Congreso sesionará el próximo sábado, pero en vía de mientras, ayer los diputados y diputadas chambearon horas extra.

Aprobaron el nombramiento de Guadalupe Von Ontiveros como nueva magistrada del STJE, a propuesta del Ejecutivo y eligieron de una terna a Alejandra Velarde Félix como nueva Fiscal Especializada en Delitos Electorales.

Conocieron de un dictamen con proyecto de ley para crear, desarrollar, utilizar y difundir software libre y de código abierto en Sonora; aprobaron una reforma para ampliar el catálogo de delitos que permita prevenir y sancionar actos en contra del medio ambiente en la entidad; autorizaron el refinanciamiento y reestructura de la deuda de Agua de Hermosillo y también la deuda de largo plazo de este municipio, entre otras cosas.

Bien ahí.

También me puedes seguir en Twitter @Chaposoto

 Visita www.elzancudo.com.mx