Compartir
Mujeres protagonistas del quehacer legislativo

Mujeres protagonistas del quehacer legislativo

Por Arturo Soto Munguia

Mujeres diputadas marcaron la pauta del quehacer legislativo en el arranque del actual periodo ordinario de sesiones.

Abrió la ronda Natalia Rivera Grijalva. La artífice del Parlamento Abierto presentó una iniciativa para llevar por la misma senda de transparencia y democratización al Poder Judicial a partir de una mayor apertura y accesibilidad de la información que allí se genera.

A nombre del grupo parlamentario de Movimiento Ciudadano, Natalia Rivera propuso un sistema de Justicia Abierta regido bajo los principios de transparencia, colaboración y participación que le permitan al Poder Judicial implementar las mejores prácticas salvaguardando en todo momento el derecho humano a la justicia.

Bajo esos tres principios se busca la divulgación proactiva de la información a través de datos abiertos y formatos de fácil acceso; el intercambio de recursos y puntos de vista con actores ajenos al Poder Judicial para mejorar sus prácticas y un nuevo diseño de soluciones enfocado en los usuarios de las instituciones de justicia.

Por su parte la diputada del PES, Paloma Terán Villalobos presentó una iniciativa de ley orientada a incluir a la comunidad LGBTIQ+ en la garantía de derechos en materia de divorcios.

Esta propuesta es muy interesante, ya que una vez aprobado el matrimonio igualitario en Sonora, lo que sigue es la armonización de la figura de cónyuges de manera directa, sin discriminar ningún tipo de preferencia, orientación sexual ni género buscando proteger a la parte que esté en peligro conforme a lo decidido por un juez en materia de prevención y salvaguarda de derechos.

“El matrimonio igualitario ya es un hecho en Sonora y ahora es momento de proteger los derechos de todas y todos sin distinción alguna en materia de divorcios justos con igualdad de derecho y protección en caso de agresiones, violencia intrafamiliar y todos los acontecimientos que pueden darse durante una demanda de divorcio”, expuso la diputada en tribuna.

Luego siguieron las diputadas del PRI, Ely Sallard y Karina Zárate para tocar otro tema de derechos que en pleno siglo XXI todavía se encuentran fuera del campo de protección que deben darle las leyes. Se trata de una iniciativa orientada a eliminar actos de discriminación contra mujeres que amamanten a sus hijos en público.

Esta iniciativa tiene como objeto proteger el derecho humano de niñas, niños y madres a la lactancia materna, mediante políticas públicas que, primero, prevengan y sensibilicen y por consecuencia se elimine toda conducta discriminatoria en contra de mujeres que realicen el acto de amamantar en espacios públicos, algo que ya está contemplado en instrumentos internacionales de la Organización de las Naciones Unidas.

Con esta legislación se busca armonizar el marco normativo local para que en adelante, se consideren actos discriminatorios el prohibir, limitar o restringir a las mujeres que amamanten en espacios públicos.

Estas tres iniciativas fueron conocidas en el pleno y se les dio trámite de comisión para que sean dictaminadas y en su caso, regresadas para su discusión y eventual aprobación en el mismo pleno.

La que sí se aprobó y por unanimidad fue una iniciativa de la diputada de Morena, Celeste Taddei Arriola para incluir el uniforme neutro como estrategia de igualdad en las escuelas. Básicamente se trata de garantizar el derecho de niñas y adolescentes a decidir el uso de falda o pantalón en el uniforme escolar.

“La imposición del uso de la falda escolar vulnera los derechos de niñas y adolescentes al juego, a la libertad e igualdad ante sus compañeros varones, y de estos su libre desarrollo de la personalidad. Queremos que el uso de la falda o pantalón sea una elección”, apuntó la legisladora morenista en su exposición de motivos.

II

Con cuestionamientos más de forma que de fondo, la propuesta del gobernador Alfonso Durazo para homologar en el tiempo la elección presidencial con la de la gubernatura en Sonora fue recibida por el PAN y Movimiento Ciudadano en el Congreso del Estado.

La diputada Rosa Elena Trujillo coordinadora de la bancada de MC adelantó el voto en contra de esa fracción parlamentaria, que ya habían perfilado los naranjas de nuevo ingreso Ernesto de Lucas y Natalia Rivera.

Por separado, el dirigente estatal del PAN, Gildardo Real hizo lo propio, coincidiendo en que la agenda de prioridades en políticas públicas del gobierno del estado es otra, relacionada con la seguridad, la economía, la atención a damnificados, temas de salud, infraestructura educativa y vialidades en municipios, entre otras.

No está a discusión si la reforma tiene una utilidad política o no, sino el ‘timing’.

La iniciativa, por lo visto tendrá resistencias en el salón de plenos del Congreso, pero eso no impediría su aprobación toda vez que Morena y sus aliados cuentan con la mayoría calificada que les permite aprobar cualquier reforma constitucional.

MC tiene cuatro diputados y el PAN tres. Para frenar la iniciativa requerirían al menos once diputados y esa cantidad no la alcanzan ni siquiera sumando a las dos legisladoras del PRI (que no han fijado posición al respecto). Curioso el caso de Ernesto ‘Kiko’ Munro, que tampoco ha fijado posición, pero su formación en la militancia del PAN supondría un voto en contra y es posible que en su fuero interno así lo considere.

Sin embargo, recientemente se incorporó a la diputada Paloma Terán para integrar la bancada del PES, partido aliado de Morena y que jamás votaría en contra de una iniciativa del gobernador. Quizás sea un dilema ético, quizás no, lo cierto es que la oposición no cuenta en el Congreso con el número de votos suficientes para rechazar la iniciativa del gobernador.

La bancada de Morena está convocando a una rueda de prensa para hoy a las nueve de la mañana y lo más seguro es que sea para acuerpar la propuesta del gobernador. Ya les reportaremos desde el lugar de los hechos.

III

En el plano nacional sucede lo mismo. Morena ha mostrado capacidad -por las buenas o las malas- de completar una mayoría calificada sumando los votos de diputados priistas (comandados por un perseguido Alito Moreno) para sacar adelante la iniciativa presuntamente priista que ordena mantener a las fuerzas armadas en tareas de seguridad pública hasta el año 2028.

La Constitución claramente establece que el uso de las fuerzas armadas en tareas de seguridad debe ser una medida extraordinaria, regulada, fiscalizada y subordinada a mandos civiles. Esa condición de excepcionalidad fue la que llevó en su momento a los partidos de oposición a aprobar la ley que creó la Guardia Nacional, pero ahora el PRI les dio un madruguete y se sacó de la manga esa reforma que fue aprobada ayer por Morena y sus aliados (incluido el PRI como neoaliado).

Aunque falta la votación en el Senado, es un hecho que a partir del madruguete de Alito, la alianza opositora cruje.

También me puedes seguir en Twitter @Chaposoto

 Visita www.elzancudo.com.mx