Compartir
Justicia ABC

Justicia ABC

Por Demian Duarte

La jornada del décimo aniversario por la tragedia de la Guardería ABC realmente fue una montaña rusa de emociones y es que ante la expectativa de que por fin la justicia aparezca la verdad es que la atención pasó por Palacio Nacional donde el presidente Andrés Manuel López Obrador asumió de manera frontal el compromiso de hacer las cosas como deben de ser, tal como lo planteó en la campaña.

Por esa razón me apersone en Palacio Nacional, pues más allá el discurso y los anuncios que hicieron Zoé Robledo, director del IMSS y Alejandro Encinas Rodríguez subsecretario de gobernación, lo que me interesaba era llevar de regreso hasta Hermosillo la palabra presidencial en 2 aspectos que me parecen centrales.

El primero es que se hará justicia, y en efecto, la Presidencia de la República está determinada a cumplir en este asunto, sin pensar en que haya intocables, por lo que la denuncia que en primera instancia se hizo contra el ex gobernador Eduardo Bours, ahora se ampliará a otras 28 personas, done incluso se incluye a los propietarios de la malograda estancia infantil.

El segundo aspecto era tener la garantía de que nunca más se repita una tragedia como la de ABC, y este tema es fundamental porque pasa por el hecho de que se aplique la Ley 5 de Junio en todo el así y sea la norma bajo la que operen todas las guarderías y estancias infantiles el país, lo que supone un avance sustancial. La respuesta aquí también fue en positivo.

Y mejor aun, todo indica que la posibilidad de un acuerdo definitivo entre la institución presidencial y los padres y madres de familia de la guardería, en beneficio claro de los niños sobrevivientes y en recuerdo de los fallecidos, parece avanzar a pasos agigantados, ya que este jueves 6 de junio sostendrán una reunión en Palacio Nacional, lo que no deja de plantear grandes noticias.

Adicionalmente el director del IMSS anunció algunos aspecto centrales, como la finalización del Centro e Atención Intensiva para Casos Especiales (CAICE), el establecimiento del 5 de Junio como día de luto nacional y la garantía de que habrá atención médica suficiente y de por vida de parte de la institución para los pequeños que viven con secuelas y afectaciones en su salud.

Me tocó vivir la jornada de protesta en el Zócalo Capitalino y monitorear la manifestación en Hermosillo por el décimo aniversario, y la verdad es que quedé emocionalmente agotado.

Ahora mi expectativa es que haya justicia y que mantengamos en la memoria esa fecha, para que una infamia como la que sigue enlutando a todo México no se vuelva a repetir nunca.

Y que llegue la esperada justicia.

Correspondencia a demiandu1@me.com

Dejar un Comentario