27 febrero, 2024

De Última Hora

EUA autoriza el comercio de carne de pollo creada en laboratorio

Publicado por: La nota central
23 junio, 2023

Estados Unidos acaba de tomar una decisión que promete impulsar una industria que, aún en ciernes, tiene un gran potencial de desarrollo. La Unión Americana entregó a dos empresas las autorizaciones para vender carne cultivada en laboratorio. El Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA, por su sigla en inglés) revisó y aprobó las etiquetas de comercialización de las empresas Upside Foods y Good Meat, con lo que “pronto” sus productos estarán disponibles en algunos restaurantes.

En noviembre del año pasado, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de Estados Unidos ya había dado el visto bueno a estos productos. Sin embargo, faltaban las inspecciones y autorización del USDA para que la carne de pollo elaborada a partir de células animales reales cultivadas en biorreactores pudiera salir a la venta de manera oficial.

En un comunicado de prensa, Uma Valenti, CEO y fundador de Upside Foods, aseguró que “esta aprobación cambiará fundamentalmente la forma en que la carne llegará a nuestra mesa. Es un paso gigantesco hacia un futuro más sostenible que preserve la elección y la vida».


albondiga de mamut experimento carne artificial

Una compañía de carne artificial mezcló células de cordero y ADN de mamut para crear una albóndiga prehistórica

Los científicos utilizaron la técnica de Jurassic Park para conseguir 400 gramos de ‘carne de mamut’


Josh Tetrick, CEO de Good Meat, división de alimentos cultivados de Eat Just, añadió: «Hemos sido la única empresa en vender carne cultivada en cualquier parte del mundo desde que la lanzamos en Singapur en 2020, y ahora se aprueba su venta a los consumidores de la mayor economía del mundo».

Tras la aprobación, ambas compañías ya procesaron sus primeros pedidos. Upside destacó al restaurante con tres estrellas Bar Crenn del chef Dominique Crenn como su primer cliente, mientras que Good Meat hizo lo propio con el chef y filántropo español José Andrés, quien ofrecerá el producto en un restaurante de Washington.

Lo que ahora sucede en Estados Unidos es un aliciente para muchas empresas que desde hace años aspiran a producir y comercializar todo tipo de carne cultivada en laboratorio con la promesa de ofrecer a los consumidores proteínas sin el sacrificio de animales vivos.

Los retos de la comercialización masiva de carne cultivada

A diferencia de los productos cárnicos elaborados con vegetales y plantas, la carne cultivada contiene células animales reales que se extraen de una especie viva y puede congelarse por años. Tras este proceso, pequeñas muestras de estas líneas celulares se transfieren a biorreactores en los que crecen con nutrientes y elementos necesarios. Una vez que las muestras alcanzan cierto tamaño y cuentan con el tipo de tejido correcto, pueden extraerse y utilizarse en productos cárnicos cultivados.

A pesar de que la carne cultivada mediante células animales promete revolucionar los sistemas alimenticios a nivel mundial, hablamos de una industria en una etapa de desarrollo muy temprana que aún genera muchas dudas.

Carne cultivada

Cultivar carne en un laboratorio es demasiado costoso. Por ahora, estos procesos se realizan en escalas pequeñas y, aunque la infraestructura de las empresas crezca, es probable que la carne cultivada siga costando varias veces más que la carne convencional. Algunas estimaciones sugieren que los productos cárnicos de cultivo podrían tener un costo de 17 dólares por libra.

No podemos ignorar que el costo de producción de estos productos está descendiendo de manera importante. Por ejemplo, a principios de 2021, la empresa Future Meats aseguró que producir una pechuga de pollo en laboratorio tenía un costo de 7.50 dólares. Tras abrir un nuevo centro de producción, la compañía logró reducir la cifra a 3.90 dólares y cerrar aquel año con un costo promedio de 1.70 dólares. Una disminución considerable, pero aún lejos de alcanzar los 0.80 dólares que en aquel entonces pagaban los consumidores por una pechuga de pollo convencional en Estados Unidos.

Carne de laboratorio ¿lo mejor para el medio ambiente?

Por otra parte, aunque la carne de laboratorio elimina el sacrificio de seres vivos y ciertos requisitos de agua, tierra y antibióticos utilizados en los sistemas ganaderos y avícolas actuales, existe incertidumbre sobre el verdadero aporte que el cultivo de carne puede hacer para mejorar las condiciones ambientales.

En un estudio publicado en la revista Frontiers in Sustainable Food Systems, la Universidad de Oxford alertó que la promesa de una reducción en el impacto ambiental alrededor de la producción de proteínas animales que profesan las empresas cultivadoras de carne debe leerse con cautela.

Todo tiene que ver con la demanda de energía y las emisiones de CO2 relacionadas que suponen los procesos de cultivo de carne. “Hay un gran interés público en la carne cultivada recientemente, y muchos artículos destacan el potencial de sustituir la carne de vaca por carne cultivada, para proporcionar un beneficio climático importante. Demostramos que aún no está claro si este es el caso, en parte debido a las incertidumbres acerca de cómo se produce la carne cultivada a gran escala“, explicó John Lynch, doctor de la Universidad de Oxford y autor principal del estudio.

En la misma línea, un nuevo estudio del Department of Food Science and Technology de la Universidad de California que aún no ha sido revisado por pares, sugiere que la producción masiva de carne de laboratorio podría liberar entre cuatro y 25 veces más emisiones que la industria mundial de la carne vacuna.

Pese a la incertidumbre, las empresas del sector han levantado miles de millones de dólares de capital de riesgo en los últimos años bajo la esperanza de capitalizar un negocio que tiene potencial a futuro. La consultora McKinsey prevé que el tamaño del mercado de la carne cultivada alcanzará los 25,000 millones de dólares en 2030.

Fuente: es.wired.com

Artículos Relacionados

Compártelo