Compartir
Diócesis de Culiacán suspende a 5 padres por acusaciones de abuso y acoso

Diócesis de Culiacán suspende a 5 padres por acusaciones de abuso y acoso

Sinaloa Luego de las denuncias y señalamientos vertidos en redes sociales por jóvenes y adolescentes sobre presuntos actos de acoso de parte de algunos sacerdotes de la Diócesis de Culiacán, las autoridades eclesiásticas anunciaron que están tomando medias y realizando la investigación correspondiente.

Los mensajes con señalamientos, denuncias y algunas evidencias fueron publicados en redes sociales por usuarias de la red desde el pasado 8 de marzo, fecha en que se conmemora la lucha feminista.

En rueda de prensa el padre Esteban Robles declaró que tienen conocimiento de las denuncias, y que en consecuencia están realizando la investigación correspondiente y el primer paso de ésta fue separar de su cargo a los 5 sacerdotes señalados mientras se desarrolla la investigación.

“Dados los testimonios mostrados a través de las redes sociales donde nos hemos percatado de declaraciones de personas quienes han denunciado actos inapropiados por parte de ministros de culto dentro de la Iglesia católica estamos tomando acciones ya sobre estos acontecimientos”, expresó el sacerdote.

Reprobamos tajantemente todo acto de abuso y violencia que dañe a los más vulnerables por parte de cualquier instancia de la Iglesia, nos duele el dolor de los involucrados, por lo tanto hacemos frente para actuar en lo que nos corresponde como institución”.

Exponen a acosadores

Las mujeres denunciantes señalaron que han sido víctimas de acoso de parte de algunos sacerdotes y expusieron algunas evidencias de ello.

Cristian Emanuel, Antonio Flores, Tolentino y Óscar Daniel son alguno nombres que fueron expuestos en redes sociales y señalados de este delito, sin embargo, la Diócesis de Culiacán identificó a 5 de ellos y fueron suspendidos de manera temporal.

No estamos negándolos, los nombres aparecieron en las redes sociales, ahí están, de parte nuestra se está actuando”, declaró el padre Esteban.

En caso de encontrarlos responsables de los delitos que son señalados, los sacerdotes podrían recibir una llamada de atención o el castigo máximo de expulsión según el daño que hayan provocado.

En la parte nuestra sí hay penas canónicas para nosotros, va desde una llamada de atención hasta la expulsión, dependiendo el caso, la gravedad, si es un asunto que nosotros vemos a causado el daño, la pena máxima sería expulsión, pero dicho sea de paso, sea comprobado”, detalló.

Hasta el momento la iglesia no tiene conocimiento del número de víctimas, por lo que señalaron que es necesario que se acerquen a las autoridades a realizar la denuncia correspondiente, y presentar las pruebas en documentos, audios o cualquier evidencia que sustente la acusación, señaló el padre Esteban Robles.

Hay una cuestión, se tiene que hacer la denuncia, la víctima tiene que hacer una denuncia formal. Todo tiene que ser comprobado, ese es el asunto, es un proceso de investigación”, concluyó.

Fuente: www.elsoldesinaloa.com.mx