Compartir
Cuatro muertos y 52 detenidos en el asalto de los partidarios de Trump al Capitolio de EEUU

Cuatro muertos y 52 detenidos en el asalto de los partidarios de Trump al Capitolio de EEUU

#Mundo Cuatro personas murieron y 52 fueron arrestadas, según dijo el jefe de policía de Washington DC , después de que partidarios del presidente Donald Trump irrumpieran en el Capitolio de Estados Unidos el miércoles para evitar que el Congreso ratificara la victoria electoral del presidente electo Joe Biden.

En una conferencia de prensa a altas horas de la noche, el jefe del Departamento de Policía Metropolitana, Robert J. Contee, dijo que 47 de las 52 detenciones hasta la fecha estaban relacionados con infracciones del toque de queda de las 6 pm que impuso la alcaldesa Muriel Bowser, y que 26 tenían que ver con personas arrestadas en terrenos del Capitolio de Estados Unidos.

Otros fueron arrestados por delitos relacionados con portar armas de fuego prohibidas o sin licencia.

Además, dijo Contee, se encontraron dos bombas de tubería en las sedes de los comités nacionales republicano y demócrata, así como un refrigerador de un vehículo en los terrenos del Capitolio que contenía cócteles molotov.

Contee no quiso identificar a la mujer que murió tras recibir un disparo de un agente de la policía del Capitolio, y dijo que todavía estaba pendiente la notificación a sus familiares.

Otras tres personas también murieron el miércoles debido a emergencias médicas, según Contee, y 14 policías resultaron heridos, dos de los cuales siguen hospitalizados.

No está claro si otros organismos policiales federales o locales, incluida la Policía del Capitolio, han hecho más arrestos.

Si bien es previsible que el número de personas detenidas aumente, el número inicial es reducido en comparación con las más de 300 personas que fueron detenidas por la policía tras las protestas del 1 de junio en el distrito relacionadas con el asesinato policial de George Floyd.

En aquel incidente, la policía y los agentes federales dispararon botes de humo, granadas de fragmentación y balas de goma para alejar a los manifestantes de la Casa Blanca, lo que permitió al presidente Donald Trump caminar por el parque Lafayette y sostener una Biblia frente a la iglesia de St. John.

Mientras la policía recibió serias críticas por ser demasiado agresiva en Lafayette Square, la policía del Capitolio se enfrenta ahora a preguntas sobre por qué no hizo más para proteger el Capitolio y dejó que muchos de los alborotadores salieran del edificio sin ser arrestados.

Bowser, la alcaldesa, dijo que la policía tiene la intención de pedir ayuda al público para identificar a los alborotadores, muchos de los cuales posaron para hacerse fotos dentro del Capitolio y pueden ser vistos en vídeos virales en las redes sociales sin mascarilla.

“Estaremos alerta”, dijo. “Algunos de ellos, creemos… tienen que ser responsables de esta matanza.”

A última hora del miércoles, el FBI también pidió al público que enviara pistas, como imágenes, vídeos y otra información para ayudar a los agentes a identificar a las personas que estaban “instigando activamente la violencia”.

Bowser también prorrogó una declaración de emergencia pública durante 15 días, una medida que, según dijo, le permitirá restringir los movimientos de la gente en la ciudad si es necesario.

Información de Sarah N. Lynch y Heather Timmons; editado por Christopher Cushing, Gerry Doyle y Raju

Fuente: es.reuters.com

Dejar un Comentario