Compartir
Corea del Norte combate covid-19 con té debido a escasez de medicamento

Corea del Norte combate covid-19 con té debido a escasez de medicamento

#CoreaDelNorte Tras una semana desde que se reportara el primer brote de Covid-19 reconocido de forma oficial por Corea del Norte, más expertos coinciden en que el país no está preparado para las complejas semanas que se avecinan.

La lista de focos de riesgo es amplia. Abarca desde eminentes problemas alimenticios entre la población rural, pasando por un debilitado sistema de salud público y las restricciones de movilidad en su estrategia por asilar a las personas sintomáticas, hasta el hecho de que el país asiático es el segundo en el mundo, junto con Eritrea, que no ha desarrollado un plan nacional de vacunación entre sus 25 millones de habitantes.

Sumado al bloqueo comunicacional internacional que caracteriza al régimen de Kim Jong Un, no sorprende que, entre las medidas propiciadas por las autoridades de salud, destaquen la invitación a preparar infusiones de té de madreselva y de hoja de sauce para aliviar los malestares y la fiebre ocasionada por el potencialmente letal virus.

Otra de las estrategias adoptadas por Pyongyang ha sido la que muchos otros países han tomado para acercar la información a sus ciudadanos: hacer un reporte en televisión abierta (y estatal, en este caso). Así fue como surgió la cara de Ryu Yong Chol, una suerte de “Doctor Anthony Fauci” norcoreano, quien con su traje y anteojos ha quebrado la estricta e histriónica imagen muchas veces vendida desde la televisión de Corea del Norte.

El difícil acceso a internet es otro de los factores que dificulta el informar a las personas de los cuidados y recomendaciones para evitar el virus. Es por eso que el gobierno ha utilizado a los medios para reforzar detalles tan básicos, al menos en el resto del mundo, como la ventilación de los espacios y el lavado de manos.

Es así como durante el viernes, la Sede Estatal de Prevención de Epidemias de Emergencia de Corea del Norte afirmó que 263.370 personas presentaron síntomas febriles, además de reportar dos muertos. Con esta información, cuestionada por diversos analistas internacionales, el país llegó a la cifra de 2,24 millones de casos y 65 decesos, afirmó el Korean Central News.

La duda sobre la veracidad de los números entregados por el gobierno se ha repetido por distintos expertos, entre ellos Martyn Williams, de 38 North, quien dijo dudar “que representen la imagen exacta”, ya sea de forma deliberada o por un error.

El jefe de dprkhealth.org, sitio web que se enfoca especialmente en problemas de salud relacionados a Corea del Norte, cree que la manipulación tiene un carácter eminentemente ideológico, pues el líder norcoreano busca sacar provecho de la crisis, por lo que “un día, proclamarán su victoria sobre el COVID-19 de una manera colorida”, afirmó.

La infraestructura es otro de los problemas reportados, pues el sistema publico de salud está en ruinas, reportó The Associated Press. Es por eso que la ayuda externa, ya sea de China u occidente, es necesaria.

Misma impresión tiene el Dr Sandip Kumar Mishra, quien afirmó en una columna para el Instituto para el Instituto de Estudios sobre la Paz y los Conflictos que “el programa mundial de vacunas ha realizado varias solicitudes, pero Corea del Norte ha rechazado estas ofertas. Esto significa que el brote masivo actual va ser desastroso a corto plazo. Pyongyang gastó sus escasos recursos en defensa, mantuvo su economía aislado, no trató de vacunar a su gente, y ni siquiera tiene suficiente equipo básico para combatir el virus, incluidos kits de prueba”.

Líder norcoreano, Kim Jong Un, con doble mascarilla visitando una farmacia. Foto: AP

 

Desde la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos afirmaron que se encuentran alertas por la situación del país. Las restricciones de movimiento implementadas por el régimen podrían tener consecuencias económicas y sanitarias nefastas en la población más vulnerable, considerando que el traslado entre regiones quedó prohibido.

“Los niños, las madres lactantes, las personas mayores, las personas sin hogar y las que viven en zonas rurales y fronterizas más aisladas son especialmente vulnerables”, se lee en un comunicado emitido por la oficina.

Desde sus vecinos, en Corea del Sur, han surgido alarmas por la posibilidad de que el Covid no sea el único brote esparcido en su contraparte del norte. El legislador Ha Tae-keung, quien asistió a una sesión informativa privada del Servicio Nacional de Inteligencia, aseguró que le informaron de que se están transmitiendo enfermedades a través del agua debido a las medidas de contención del gobierno de Kin Jong Un.

La escasez de medicamentos y alimentos ocasionada por las medidas para prevenir la pandemia por parte de Corea del Norte, las que se alargaron por años, han provocado la aparición de enfermedades como sarampión, fiebre tifoidea y tos ferina, concluyó el informe del Servicio Nacional de Inteligencia surcoreano.

Comenta