Compartir
Alumnos de Cecyte Sonora llevan sonrisas y regalos a casa hogar

Alumnos de Cecyte Sonora llevan sonrisas y regalos a casa hogar

#Sonora La sociedad de alumnos del plantel Hermosillo III El Mariachi, del Colegio de Estudios Científicos y Tecnológicos del Estado de Sonora (Cecytes), a través del Comité de Convivencia y Participación Social, realizó la actividad altruista “Regalos y Sonrisas” en beneficio de distintas casas hogares.

Durante el mes de diciembre, con la misión de llevar una sonrisa a los pequeños integrantes y comunidad que se alberga en estas instituciones de asistencia social, la comunidad del plantel y padres de familia se sumó a esta noble causa donando ropa, despensa y juguetes.

La directora general de Cecyte Sonora, Gracia Anduro Grijalva, resaltó que se logró recaudar más de dos toneladas de aportaciones con la solidaridad de alumnos y personal administrativo que, además, se dieron a la tarea de hacer la entrega, cumpliendo los protocolos de salud en todo momento.

Anduro Grijalva habló de la importancia de efectuar estas acciones de labor altruista por parte de los alumnos y personal docente.

“En Cecyte Sonora fomentamos el valor de ayudar a quienes más lo necesitan, parte del objetivo del colegio es formar jóvenes innovadores con visión de futuro; este subsistema se caracteriza por brindar una educación integral basada en competencias, en valores, inculcando en los estudiantes la virtud de compartir, sobre todo en estas fechas decembrinas”, expresó.

La comunidad educativa del plantel se organizó para llevar regalos y juguetes a las niñas, niños y adultos mayores de la Ciudad de los Niños, Desayunador Sonrisitas de invasión Altares, Unacari, comedor comunitario Santa Lucía y Mesón Don Bosco.

La funcionaria estatal mencionó que el Colegio se ha caracterizado por participar activamente en beneficio de distintos asilos, orfanatos y comunidades rurales.

Actualmente, dijo, Cecyte Sonora cuenta con una matrícula de casi 21 mil alumnos en todo el estado, que con este tipo de acciones demuestran su compromiso con el beneficio de la comunidad, pero también su gran corazón y sus valores inculcados desde casa.