Compartir
Alertan por presencia de bacteria «come cerebros» en el agua de Texas: murió un niño

Alertan por presencia de bacteria «come cerebros» en el agua de Texas: murió un niño

#Mundo Cientos de personas hacían fila este lunes en Lake Jackson, Texas, para recoger agua embotellada que repartía la Guardia Nacional tras la alerta de desastre que declaró el gobernador, Greg Abbott, en varias ciudades por la ameba come-cerebros, que ya se cobró la vida de un niño de 6 años a principios de este mes.

La Comisión de Calidad Ambiental de Texas emitió un aviso el viernes por la noche para que Lake Jackson y otras siete comunidades no utilizaran el agua de llave bajo ningún concepto hasta que el sistema local pudiera ser enjuagado y se determinara que era seguro. Pese a que horas después se permitió su consumo, siempre y cuando estuviera hervida, pocos se atreven aún a hacerlo, según pudo constatar este lunes Noticias Telemundo.

Guardia Nacional reparte agua embotellada en Lake Jackson, Texas, tras la presencia de una ameba come-cerebros.

Según una declaración de la ciudad de Lake Jackson, la hospitalización del niño se debió a la ameba Naegleria fowleri, conocida popularmente como come-cerebros, que estaba vinculada a dos fuentes de agua con las que había jugado a fines de agosto antes de enfermarse: una zona de juegos acuáticos llamada Splash Pad del Centro Cívico de Lake Jackson y una manguera en su casa.

María Castillo, la madre de Josiah McIntyre, aseguró el sábado que su hijo murió el 8 de septiembre en el Texas Children’s Hospital en Houston debido a una ameba come-cerebros.

La vocera del hospital, Jenn Jacome, confirmó su muerte, pero debido a las leyes de privacidad no pudo dar más detalles sobre el caso.

Las pruebas de los Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés) indicaron que el tanque de almacenamiento de agua, así como una boca de incendios, dieron positivo para la ameba, precisó la ciudad.

Suele infectar a las personas cuando el agua contaminada entra en el cuerpo a través de la nariz, desde donde viaja al cerebro y puede causar una enfermedad llamada meningoencefalitis amebiana primaria.

Los CDC aseguran que las personas que nadan en agua dulce caliente son las víctimas más comunes de la ameba, que generalmente entra por la nariz.

«No puedes infectarte por tragar agua contaminada con Naegleria«, precisan en la guía sobre parásitos publicada en su sitio web.

La contaminación de los sistemas públicos de agua en el país por el microbio es rara pero no inaudita. Según los CDC, las primeras muertes por Naegleria fowleri encontradas en el agua del grifo de los sistemas públicos de agua potable tratada ocurrieron en el sur de Luisiana en 2011 y 2013.

Fuente: www.telemundo.com

Deja un comentario