Compartir
Ahora rifarán terrenos playeros de Sinaloa

Ahora rifarán terrenos playeros de Sinaloa

Por Arturo Soto Munguia

No parece haber buenas noticias en términos de solvencia presupuestal. No hay dinero y el que hay ya está etiquetado para programas sociales y proyectos estratégicos.

Si esto es correcto o no, sólo el tiempo lo demostrará. En vía de mientras, el subsecretario de Hacienda, Gabriel Yorio declaró que si se presenta un rebrote de Covid19, México tendrá que recurrir al endeudamiento. Inmediatamente fue desmentido por el presidente. Tenemos finanzas sanas y no habrá necesidad de hacerlo, dijo.

Al mismo tiempo se conocía la renuncia del director del Instituto para Devolverle al Pueblo lo Robado, el mismo al que el presidente ‘pellizcó’ 500 millones de pesos para comprar un millón de cachitos de lotería para la no rifa del avión presidencial.

En su carta de renuncia, el señor Jaime Cárdenas Gracia confió en que la cuarta transformación sea una realidad, pero enumeró una serie de eventos que fácilmente pueden tipificar delitos de corrupción y que evidentemente no estuvo dispuesto a tolerar.

Manipulación de sistemas informáticos y tecnológicos para beneficiar a ciertas personas con las subastas de los bienes decomisados al crimen organizado, por ejemplo. O acciones más corrientes, como ‘mutilación’ de joyas, que cualquiera puede suponer es una acción propia de cualquier raterillo.

El propio presidente debería estar avergonzado de que sucedan esas cosas, y bien pudo ordenar una investigación a fondo, pero en cambio, sostuvo en la mañanera de ayer que Cárdenas Gracias se había cansado, que no podía seguir el ritmo de la 4T y que mejor se regresaba a la academia.

Lo cierto es que la renuncia de Cárdenas se suma a otras importantes, como la del secretario de Hacienda, Carlos Urzúa, o la del director del IMSS; Germán Martínez, convertidos hoy en críticos de la administración federal.

Los ‘guardaditos’, como los definió el propio Arturo Herrera, ya se acabaron. Fuentes alternas de financiamiento no hay. Lo que hay es el anuncio de que, en vista del éxito obtenido (risas grabadas) con la rifa del avión presidencial, ya se está preparando un nuevo sorteo para rifar terrenos en una playa de Sinaloa.

Se trata de un terreno donde se desarrollaría el proyecto turístico Playa Espíritu en Escuinapa, Sinaloa, adquirido por el titular de Fonatur en el sexenio calderonista, Miguel Gómez Mont. Fue comprado al exgobernador de Sinaloa, Antonio Toledo Corro, a sobreprecio y por su ubicación no se pudo comercializar. Costó 100 millones de dólares en aquel entonces.

Al rifar los cinco mil lotes que integran ese proyecto, donde no hay infraestructura para desarrollarlo, el dinero obtenido se destinaría a la construcción de una presa.

El asunto luce como un despropósito, porque originalmente ese proyecto estuvo pensado como un desarrollo turístico de altos vuelos, con grandes hoteles y atractivos para el turismo de aventura, ecológico y ecoturismo.

‘Magínese’ usted que se saca en la rifa uno de los cinco mil terrenos, cuando no tiene ni para pagar la gasolina que le permitiría ir a conocerlo. Claro, siempre queda la opción ya probada ‘exitosamente’ de rifar los terrenos pero no entregar sino el valor de los mismos.

Y siempre quedará la opción de que, si no se venden los cachitos, el gobierno los compra y los regala. La fórmula es perfecta.

Preparémonos pues, para ver de nueva cuenta a dirigentes partidistas, funcionarios públicos, diputados y senadores, acomedidos, similares y conexos sacándose sangre del brazo para inyectársela en la nalga.

Sí señor.

II

Tal y como lo había advertido, la gobernadora Claudia Pavlovich acudió ayer a la Ciudad de México para entrevistarse con el secretario de Hacienda, Arturo Herrera.

El encuentro con el funcionario federal sirvió para que la gobernadora, al igual que varios de sus homólogos hicieran sus propuestas y consideraciones sobre el paquete presupuestal y los criterios de distribución para el año que entra; en el caso concreto de Sonora, la mandataria solicitó modificar el presupuesto para asignarle más recursos a los municipios del estado.

Y es que las cosas no pintan del todo bien para 2021 en materia de ejercicio presupuestal, por las razones que ya todos conocemos y que básicamente se refieren a la ponderación de los programas de bienestar y los proyectos estratégicos del presidente.

La única obra que aparece para Sonora es la carretera Bavispe-Agua Prieta y párenle de contar.

Entre otras cosas, no aparece un peso en el paquete fiscal 2021 para la conclusión de la carretera federal 15 mejor conocida como ‘la cuatro carriles’ y la raza ya agarró de chascarrillo a esa obra pues suponen que para cuando terminen el tramo que le falta entre Ímuris y Nogales, se va a deteriorar el resto.

Especialmente en aquellas partes donde no se cumplió la promesa de reconstruirla con concreto hidráulico.

La última noticia que tuvimos por parte del presidente, que en dos ocasiones puso fecha de conclusión y tuvo que desdecirse, es que los empresarios constructores lo estaban ‘chantajeando’, aunque no precisó de qué modo pero eso fue motivo suficiente para detener las obras.

Visto por el lado amable, quizá dentro de muchos años las generaciones venideras podrán presumir de una obra que puede competir con la muralla china, al menos en el tiempo que duró su construcción, unos 200 años.

Por cierto, los diputados locales del PANAL, Fermín Trujillo Fuentes y Javier Duarte Flores presentaron un punto de acuerdo que fue aprobado por el pleno, para exhortar a sus homólogos federales a reconsiderar la política presupuestal para el sector educativo.

Nada más para darse una idea, las escuelas normales del estado recibirán el año próximo poco más de 20 millones de pesos, cuando este año se les asignaron 461 millones. Es el recorte más drástico en los últimos 16 años, de acuerdo con el maestro Javier Duarte Flores.

También mencionaros lo que comentamos hace días en otro despacho, a propósito de la desaparición del programa de escuelas de tiempo completo, que afectará a niños y niñas indígenas, de comunidades rurales y zonas urbanas de alta marginación, así como a los maestros y maestras que obtenían ingresos extras al trabajar tiempo extendido.

El sector educativo será uno de los más golpeados con el nuevo presupuesto.

III

Por cierto, los gobernadores que acudieron al encuentro con Arturo Herrera pertenecen a la Conago, una instancia que se vio diezmada recientemente cuando diez mandatarios estatales decidieron abandonarla para darle forma a la Alianza Federalista, en la que participan los gobernadores que han asumido una posición más crítica y frontal respecto al presidente de la República.

Éstos consideraron entre otras cosas, que la Conago había perdido capacidad de interlocución y por lo tanto preferían gestionar sus agendas con el gobierno federal por separado.

En la Alianza Federalista participan los gobernadores de Nuevo León, Jalisco, Chihuahua, Coahuila, Tamaulipas, Hidalgo, Michoacán, Durango, Guanajuato, Colima, Aguascalientes, Querétaro y San Luis Potosí, ninguno de Morena.

Sin embargo, a la reunión de ayer acudieron entre otros, los mandatarios de Querétaro (PAN) y San Luis Potosí (PRI), que habían firmado la Alianza Federalista.

En las próximas semanas asistiremos al concierto de las negociaciones entre estos dos bloques de gobernadores y veremos cómo es el trato hacia cada uno de ellos.

También me puedes seguir en Twitter @Chaposoto

Visita www.elzancudo.com.mx

Dejar un Comentario