Compartir
4 mil contagiados, 331 fallecimientos; regresamos a la (nueva) normalidad

4 mil contagiados, 331 fallecimientos; regresamos a la (nueva) normalidad

Por Arturo Soto Munguía

Las cifras de la pandemia en Sonora no ceden. Ayer se reportaron 22 fallecimientos para sumar 331 y 217 nuevos casos de contagio para rebasar los 4 mil.

Con este complicado escenario se tiene que regresar gradualmente a las actividades productivas en algunos sectores atendiendo el decreto federal y los indicadores del semáforo nacional. No hay de otra: la paralización económica no puede prolongarse indefinidamente pero tampoco puede ponerse en riesgo la salud de los mexicanos, de los sonorenses en el caso que nos ocupa.

Es así que los científicos que acompañan a la gobernadora Claudia Pavlovich en el abordaje de la pandemia han concluido que el regreso a las actividades productivas tiene que darse extremando los cuidados para la gente que regresa a actividades esenciales, y manteniendo el resguardo domiciliario, el home office en los casos que sea posible, la sana distancia y la postergación de actividades no esenciales.

Por la importancia que reviste, puntualizamos aquí los principales lineamientos del decreto que ayer dio a conocer la gobernadora y que tiene como objetivos atender la emergencia sanitaria y evitar más contagios y defunciones hasta donde sea posible.

En el marco de ese Gran Pacto Social anunciado en la víspera, se establece que en coordinación con las autoridades municipales se ofrezcan condiciones para la seguridad en los centros de trabajo, buscando la confianza de inversionistas y sectores productivos.

Los ayuntamientos podrán integrar comités de seguimiento y evaluación para socializar las medidas de protección, mientras las autoridades estatales integrarán un Comité Intersecretarial Colegiado (secretarías de Economía, Trabajo, Sagarhpa, Gobierno, Seguridad Pública, Salud, Isssteson y Hacienda) en el que también participen los ayuntamientos.

Se creará un padrón estatal de supervisores para tener en cada centro de trabajo un responsable de las políticas de prevención federales y estatales.

Muy importante mencionar la simplificación administrativa y el gobierno digital para desregularizar trámites y agilizar permisos y requerimientos desde plataformas digitales, evitando aglomeraciones presenciales.

Si la normalizada lectora, el confinado lector desean ampliar la información, puede consultar la siguiente liga: https://www.elzancudo.com.mx/vernoticias.php?artid=22184&categoria=1

II

Y a propósito de coronavirus, con frecuencia se ha citado aquí que los desenlaces electorales 2021 van a depender en buena medida de la manera en que las autoridades de los tres niveles de gobierno gestionen la pandemia y sus secuelas.

Varias casas encuestadoras han medido a lo largo de estos complicados meses la forma en que gobernadores y alcaldes (gobernadoras y alcaldesas) han abordado este tema y ofrecido respuestas a los ciudadanos.

Caudae estrategias realizó una evaluación preguntando a la gente de los principales municipios del país si su autoridad municipal está tomando las decisiones adecuadas para prevenir los efectos del coronavirus.

Y en ese ejercicio la alcaldesa de Hermosillo, Célida López Cárdenas aparece en el lugar número seis, sólo después de sus homólogos de Nuevo Laredo, Saltillo, Huixquilucan y Zapopan; un lugar destacado considerando que se midieron los alcaldes de 55 municipios en el país, en una lista donde aparece sólo otro sonorense, el alcalde de Cajeme, Sergio Pablo Mariscal Alvarado, en el número 34.

III

Mal. Muy mal le fue al diputado local Rodolfo Lizárraga al difundirse un audio en el que muy a su estilo silvestre y desparpajado conminaba a su equipo de trabajo (al parecer el audio surgió de ese chat) a no hacer caso de las recomendaciones del sector salud para tomar providencias por el coronovirus.

“No sean alarmistas, esta chingadera está creada por el gobierno, déjense de cosas”, dijo, entre otras sandeces como que él no conocía a nadie que se haya infectado y que por tanto el virus no existía.

La filtración del audio evidentemente vino de alguien de su propio equipo, lo que debe tener doblemente preocupado al legislador, no solo por la supina ignorancia que reflejan sus palabras, sino por el hecho de no saber ni con quién cuenta entre sus cercanos.

No es el primer desbarre del diputado. Una semana atrás se metió en menuda bronca al conversar con un periodista que recogió sus palabras y las vertió en un nota dando cuenta de las disparatadas alocuciones del petista, en el sentido de que se haría la prueba del coronavirus pero no en el Isssteson, pues corría el riesgo de que se la alteraran.

Eso fue tomado como una agresión llana al personal de esa institución y tuvo su respuesta puntual. Rodolfo tuvo que salir a explicar que sus palabras no fueron pronunciadas en el entendido de una entrevista periodística, sino en una charla informal.

Esta vez, el audio de marras corresponde a una grabación fechada en abril pasado, cuando apenas iban dos casos registrados en Guaymas, de ahí que, en palabras del propio diputado, había mucha gente que no creía en el coronavirus, y entre esa gente, él.

Desde luego, un representante popular no puede darse el lujo, en aras de una supuesta espontaneidad o una formación política más bien silvestre, de propagar consignas de tan escasa calidad. Lo cierto también es que el legislador no tiene alrededor asesores medianamente confiables y alguno de ellos, antes que ayudarlo va a terminar hundiéndolo.

Mala cosa porque Lizárraga alberga la confesa esperanza de ser candidato a la alcaldía de Guaymas, pero si se deja envolver por gente conflictiva e incapaz, a esa esperanza le seguirán saliendo alas.

Vaya sorpresa. Nos reportan al ex fiscal estatal Rodolfo Montes de Oca deshojando la margarita y tejiendo sueños de su regreso al domo de Rosales y Vado del Río.

Así como lo leen. Lo que ha despertado sus ilusiones, nos dicen es la incorporación de la senadora Lilly Téllez a la bancada del PAN, pues supone que en el mar de eventualidades de aquí al banderazo oficial del proceso electoral 2020-21, aparece la ex conductora de televisión, con quien el señor Montes de Oca mantuvo una relación muy cercana en sus tiempos mozos.

La posibilidad de que Lilly Téllez compita por la gubernatura y eventualmente la gane, lo colocaría en inmejorable posición para regresar por sus fueros a la Fiscalía. Incluso está valorando la posibilidad de incorporarse al PAN ahorita que está en oferta las credenciales de militante en ese partido.

El único problemilla sería que la senadora no ha cambiado su posición en el sentido de que no aspira a tal candidatura y que su apoyo es para el virtual candidato de Morena, Alfonso Durazo. Así, el PAN sólo vislumbraría mantener un lejano tercer lugar en la contienda y los sueños de Montes de Oca se romperían como el cántaro de aquella lechera de aquella famosa fábula de Esopo.

También me puedes seguir en Twitter @Chaposoto

Visita www.elzancudo.com.mx

Dejar un Comentario